Casas pasivas: una apuesta por la sostenibilidad y la eficiencia energética

La nueva época de transición ecológica será liderada por la arquitectura, con una visión clara sobre la sostenibilidad y la eficiencia. En este artículo te contamos cómo lo consigue y cuáles son las tarifas más eficientes.

Las tarifas más eficientes

Las constantes subidas del precio de la luz, sumadas a un IVA del 21%, mientras que en otros países es del 5% al tratarse de una necesidad básica, empujan a los consumidores a buscar alternativas que les permitan reducir su consumo energético y disminuir de esta forma el montante de su factura de electricidad.

Además de una nueva forma de ahorrar energía gracias a una arquitectura más moderna, podemos empezar a gastar menos escogiendo las tarifas de luz más baratas del mercado. Si bien es cierto que muchas veces se hace realmente complicado saber qué tarifa de luz contratar, gracias a algunas páginas webs, como la que te invitamos a leer a continuación, podemos discernir unas de otras más fácilmente: http://agua2013.es/

Uno de los mayores gastos de la factura se produce al contratar o subir la potencia contratada hasta un nivel mayor del necesitado. El coste por subir la potencia contratada es la suma de los derechos de alta por cada kW de potencia, mientras que también se multiplica por esta cantidad el término fijo. Por eso, únicamente deberemos subir la potencia eléctrica contratada cuando suframos constantes cortes de suministro a causa de no haber contratado la suficiente potencia.

¿Por qué las casas pasivas son sostenibles?

Las casas pasivas, un nuevo concepto arquitectónico nacido en Alemania el pasado siglo, son una auténtica apuesta por la sostenibilidad y la eficiencia energética. Seguidamente enumeramos las características que permiten que una casa pueda considerarse heredera de este modelo:

● En primer lugar, las casas pasivas se hacen pensando en su impacto en el entorno. Desde su diseño inicial en un plano, considerando cómo va a afectar al ecosistema que le rodea, hasta su posible demolición futura, escogiendo materiales renovables y reciclables.

● La orientación de edificio es fundamental para aprovechar al máximo la luz natural y el calor solar.

● Su estructura debe atender a la consecución de un aislamiento térmico que impida las fugas térmicas. Se trata de puentes térmicos que provocan que los sistemas de calefacción o aire acondicionado tengan que trabajar el doble, provocando un mayor gasto energético. Las casas pasivas impiden estas fugas, mediante un reforzamiento exterior de las fachadas, además de en los suelos y falsos techos.

● Esta nueva arquitectura cuenta además con espacios donde ubicar paneles solares fotovoltaicos y otros sistemas de fuentes de energías renovables. El autoconsumo como medio para reducir la dependencia de los sistemas de redes eléctricas es mandatorio en las casas pasivas, además de otros métodos para tratar de reducir el gasto energético, hasta disminuirlo al mínimo posible.

¿Quieres saber más sobre ahorro de energía? Te invitamos a leer un artículo sobre gestos y rutinas que puedes tener hoy para mitigar tu factura energética, y esperamos que esta lectura te empuje a sumarte a la transición ecológica que está actualmente moviendo el mundo.

 

 

Asociación Ibérica de la Fotocatálisis

Soluciones fotocatalíticas para la construcción